Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Crónicas’ Category

PANORAMA | A PESAR DE LAS NEGOCIACIONES CON EL GOBIERNO, CONTINÚAN LAS PROTESTAS Y TOMAS DE CENTROS EDUCATIVOS

Cuatro meses de defensa de la educación

 

La lucha de los estudiantes por una educación pública, gratuita y de calidad ha incendiado Chile y ha activado la resistencia al modelo neoliberal.

NATALIA CATALINA SÁNCHEZ MELLA / VALPARAÍSO (CHILE)

Van a cumplirse los primeros cuatro meses de las movilizaciones estudiantiles en Chile. Una educación pública, gratuita, equitativa y de calidad es la consigna que ha empujado a los estudiantes a tomar sus colegios y universidades durante este tiempo y a sacar a cientos de miles de personas a las calles en cada manifestación.

El país del cono sur posee los más altos índices de desigualdad en la distribución de la riqueza y su sistema educativo es de los más privatizados del mundo.

El año 2011 será recordado en Chi – le como el año del estallido social, porque la movilización estudiantil que han levantado los jóvenes de todo el país se ha convertido en una demanda social. El ingenio, la creatividad y la fuerte convicción de los estudiantes de que este año no aceptarán migajas y llegarán movilizados hasta las últimas consecuencias tiene al país sumido en el debate.

Estudiantes menores de edad en huelga de hambre desde hace más de dos meses, manifestaciones familiares con un millón de personas –en un país con 17 millones de población–, cacerolazos masivos y marchas que suman cientos de miles de personas entre todas las ciudades.

También hazañas como caminar desde Santiago al Congreso en Val – paraíso –120 kilómetros– o correr 1.800 horas alrededor del Palacio de la Moneda –cifra que representa la cantidad de millones de dólares que hacen falta para financiar un año de educación gratuita–, intervenciones urbanas de música y danza, así como cortes de calle y barricadas han sido la tónica en esta movilización.

La negociación del Gobierno

El Gobierno encabezado por Sebas – tián Piñera ha planteado una serie de propuestas en las que no se han recogido las principales demandas estudiantiles.

Pese a que ambas partes se declaran abiertas al diálogo, el ministro de Educación, Felipe Bulnes, rechazó las cuatro garantías mínimas que los estudiantes pedían como condicionante para iniciar una mesa de trabajo. Estas garantías consistían en postergar el plazo estipulado para la renovación de becas y créditos estatales –proceso que está estancado debido a la paralización indefinida de las clases–, y suspender la tramitación en el Parla – mento de los proyectos de ley relacionados con créditos en educación superior. La tercera condición buscaba garantizar la transparencia del proceso y, por último, los estudiantes exigían que se cancelara la entrega de recursos estatales a instituciones que se lucran con la educación, pese a que está prohibido por ley.

Ante la negativa del Ejecutivo, los estudiantes anunciaron nuevas movilizaciones masivas. El 22 de septiembre se reunieron en Santiago 180.000 personas, movilización a la que se adhirieron también los trabajadores del cobre. Las manifestaciones se replicaron por todo el país.

La dura represión policial

La represión policial ha sido la estrategia del Gobierno ante este panorama. En días de paro nacional y movilización, como el 4, el 9, el 24 y el 25 de agosto, las ciudades han amanecido sitiadas por la policía, y la agresión a civiles ya cobró su primera víctima mortal. Se trata de Manuel Gutiérrez, un joven de 16 años que fue impactado en el pecho por una bala de Carabineros.

Chile es uno de los países con mayor inequidad en la distribución de la riqueza, y la privatización de su educación es de las más amplias del mundo. En el país sudamericano no existe educación superior pública, pues el Estado aporta menos del 15% de la financiación total a las pocas universidades estatales que sobreviven. Según la misma OCDE, para considerar que una institución es pública debe recibir al menos el 20% de su financiación del Estado.

Ante este panorama, la financiación de la educación proviene de los bolsillos de cada familia, que ante el alto costo de las universidades, sólo puede optar por el endeudamiento.

Desde 2005, con el Gobierno socialista de Ricardo Lagos, se aprobó la creación del Crédito con Aval del Estado (CAE), un sistema de crédito bancario por el que el Estado asume el rol de avalista, por lo que hay menos requisitos para acceder a él. Tras seis años de vigencia de CAE, el resultado ha sido una generación completa de jóvenes que a los 25 años ya tienen deudas de unos 15.000 euros de media.

Los pingüinos 2.0

Las movilizaciones de 2006 se conocieron como “La Revolución de los pingüinos”. Esta denominación tiene su razón de ser en el uniforme de los alumnos de los liceos. Fue bautizada como revolución por el fuerte movimiento estudiantil que levantaron los estudiantes secundarios, quienes exigían el fin de las leyes de educación instauradas en la dictadura de Pinochet. Ese año comenzó la mayor revuelta que Chile vivía desde la transición a la democracia en los ‘90, sin embargo, la salida del conflicto que ofreció la socialista Michelle Bachelet fue una mesa de trabajo que generó una nueva ley de educación, pero sin cambios sustanciales. Con ese aprendizaje, el movimiento de 2011 ha planteado que toda negociación con el Gobierno lo harán movilizados, sin bajar las tomas ni los paros.

El Gobierno de Piñera, el primero de derechas desde el derrocamiento de la dictadura de Pinochet, ha propuesto dos acuerdos para modificar el sistema educacional, no obstante, los estudiantes han considerado que ambas propuestas deso – yen sus demandas, y lo han expresado saliendo a las calles con aún más fuerza y masividad. Pese a las amenazas de perder los beneficios estatales, pese a la preocupación de las familias respecto a la incertidumbre del año escolar, y pese al hambre, el frío y el cansancio que implica mantener las muchas tomas de colegios y universidades durante meses, la convicción de los jóvenes sigue en alto con lienzos que versan consignas como “perder un año para ganar una vida, no nos bajamos hasta la educación gratuita”.

 

Publicado en Periódico Diagonal, Madrid.

Anuncios

Read Full Post »

OCUPACIONES EN TODAS LAS FACULTADES Y COLEGIOS DE CHILE POR UNA REFORMA DEL SISTEMA EDUCATIVO

Estudiantes chilenos toman la universidad

 

El movimiento estudiantil agudiza su protesta ocupando pacíficamente universidades y colegios, muchos otros se encuentran en paro indefinido desde hace semanas. Los estudiantes rechazan los altos niveles de privatización, el lucro en la educación, y el financiamiento universitario a través de créditos bancarios.
NATALIA SÁNCHEZ MELLA / SANTIAGO DE CHILE
JPG - 86.4 KB
Encierro de estudiantes en Chile. Foto: David Von Blohn.

La Casa Central de la Universidad de Chile fue ocupada ayer por cerca de 500 estudiantes que venían de una manifestación pacíficapor las calles de la capital. La sede de la casa de estudios es estratégica por su céntrica ubicación, a sólo algunos metros del palacio de gobierno. Las acciones de ocupación se enmarcan en una serie de protestas masivas que se han realizado a lo largo del año por el movimiento estudiantil con decenas de miles de asistentes en ciudades como Santiago, Valparaíso y Concepción.

Las paralizaciones llevan más de una semana, y en algunos casos, como en la Universidad de La Serena, ya cumplen un mes en toma. Los estudiantes de liceos y universidades en toma transmiten en vivo desde las redes sociales para romper el silencio de los medios de comunicación con sus demandas, y a la vez demostrar que sus ocupaciones son organizadas y pacíficas.

JPG - 103.2 KB
Pancartas en la univerdsidad de Chile. Foto: David Von Blohn.

Contra al privatización Los jóvenes exigen una reforma al sistema educativo que acabe con el lucro, frene la privatización de la enseñanza con un aporte estatal efectivo y que se construya con la participación de todos los actores sociales. La Universidad de Chile es la que recibe mayor aporte del Estado, y este no alcanza siquiera el 15%, en otras es tan solo del 4%, el resto es cubierto por los altos pagos que asumen los estudiantes y sus familias, que se endeudan por décadas con créditos bancarios. “La educación de mercado”,como la llaman, fue instaurada en la dictadura de Augusto Pinochet, y perpetuada durante los gobiernos de la Concertación –coalición de centro izquierda-.

El actual Gobierno de Sebastián Piñera ha anunciado una reforma que profundiza este modelo. Joaquín Lavín, ministro de Educación, ha señalado que estas movilizaciones son llevadas a cabo por “minorías modernas” y ha limitado el diálogo a temas de financiamiento, y no a políticas concretas.

Publicado en Periódico Diagonal, Madrid.

Read Full Post »

Carabinero a caballo golpea en la cabeza a estudiante

El 9 de agosto la capital presenció una nueva marcha multitudinaria en que la columna de personas parecía nunca acabar. Mayoritariamente estudiantes, pero también profesores, sindicatos de trabajadores y simplemente familias volvieron a hacerse presentes para demostrar su rechazo a un Gobierno con oídos sordos a las demandas estudiantiles y sociales en general.

Las cifras de la convocatoria siempre son contradictorias y muchas veces confusas, los organizadores estiman que 150 mil personas asistieron a la convocatoria del soleado martes. Sin embargo, una nueva cifra debería hacerse presente en los medios de comunicación, porque más allá de los detenidos que tanto encanta enumerar, los heridos producto de la violenta represión policial han comenzado a acumularse en los centros de salud. Álvaro Grunert Villegas (24 años), estudiante de cine, fue una de aquellas víctimas.

Cerca de las 15 horas, una estudiante universitaria y un escolar ingresaban a un joven con un tec* abierto en la cabeza en la urgencia de la Posta Central de Santiago, en avenida Portugal. Una camioneta de un anónimo amable los había trasladado desde la intersección de avenida San Diego con el Parque Almagro, donde había sido agredido. “Un paco a caballo me pegó un palo en la espalda y luego otro en la cabeza. Primero sentí el golpe pero no pensé que me hubiera pasado nada, luego comenzó a brotar mucha sangre. Perdí sangre al menos dos minutos hasta que la gente se percató a ayudarme”, señala Álvaro, las manchas de sangre en su ropa, cuello, brazos y manos daba cuenta de aquello.

Álvaro Grunert no era el único herido que había llegado hasta las instalaciones de Portugal, un estudiante universitario presentaba una herida en su frente tras haber recibido el impacto de una bomba lacrimógena en la cara. Otro estudiante tenía diversas contusiones en su cuerpo porque un caballo de Carabineros le había pasado por encima, un escolar de 15 años cubría con gasas, que se empapaban rápidamente, dos perforaciones en su cabeza. “Me llegó un piedrazo súper fuerte, no sabría decir quién lanzó las piedras, pero parece que estaban filosas porque se me enterraron en la cabeza”, señalaba el menor de edad que se encontraba sin la compañía de un adulto o familiar.

Transcurridas tres horas desde su ingreso, Álvaro aún no recibía atención médica por lo que decidió trasladarse a otro centro de salud. Dada la cercanía, el joven se dirigió a la urgencia de la Clínica de la Universidad Católica, en calle Marcoleta, donde le informaron que no atendían Fonasa, por lo tanto la consulta le costaba 30 mil pesos, la sutura otros 30 mil pesos y el escáner unos 180 mil pesos. A falta de 240 mil pesos, el joven aún ensangrentado y con el tec abierto decidió trasladarse al Hospital del Salvador donde fue atendido pasadas las 18 horas. Dos puntos de sutura y una impotencia tremenda fue el saldo que Álvaro Grunet pagó por asistir a una manifestación por una educación pública, gratuita y de calidad para todos en su país.

Atrás, en la Posta Central y en el resto de centros asistenciales, quedaron las otras víctimas anónimas, sin abogados que pudieran asistirlos en la constatación de lesiones y sin medios de comunicación que denunciaran sus heridas producto de la desmedida violencia policial.

Por Natalia Sánchez Mella

Estudiante de Periodismo de la Universidad de Chile

Video: Estudiante denuncia sus heridas para romper con la impunidad del actuar policial.

Read Full Post »

Tú sabes donde estás según lo que se come, y la verdad estoy harta de los bocadillos. España, les tengo una noticia; el pan engorda un montón.

Cuando me encuentro con un compatriota, un chileno, si lleva mucho tiempo viviendo en Madrid siempre llega el momento en que me dice: ¿Sabías que en Lavapiés venden empanadas chilenas? Y como yo no lo sabía, pues natural, lo busqué en internet.

Empanada de pino

Escribo “empanadas chilenas Lavapiés” y ahí está, El Obrador de Rosi, en el primer resultado de búsqueda. Leo algo sobre la historia de Rosi, que lleva mucho tiempo en Madrid, que hace pedidos a domicilio, que hace pedidos muy grandes, en fin, que vende muchas empanadas.

Cuando sales del metro Lavapiés, estás realmente muy cerca de la pastelería de Rosi. La escalera de la única salida del metro te deja justo en la dirección equivocada, pero si giras a la derecha y subes levemente la mirada verás un letrero que versa “Calle de Argumosa“. Según el mapa de internet, estoy cerca de Rosi.

Cruzo a la acera contraria, donde están estacionadas las motos de mucha gente. Los estacionamientos en Madrid son todo un tema, pero no el de esta crónica. Sigo por Argumosa a paso firme, abriéndome camino entre las mesas de las terrazas donde gente de todos los tonos de piel y en diversidad de idiomas beben jugos, cervezas y helados. Las terrazas están todas llenas, y por la acera de enfrente lo mismo, y luego dicen que este país está en crisis. Me pregunto si Rosi venderá menos empanadas en estos tiempos.

Cuando de pronto se acaban las mesas con conversaciones alegres y los vestidos de fiesta se toman los escaparates de las tiendas, sabes que estás llegando a la Calle de la Sombrerería, donde Rosi aguarda con esas empanadas de pino al horno.

¿Quién le pondrá los nombres a las calles? Aquí de sombrererías, nada. Más bien una mueblería y luego sólo pisos de vecinos, y allí, a mitad de cuadra, justo bajo la tercera farola del alumbrado público, está el pequeño letrero de rojo oscuro y letras blancas donde se lee “Pastelería Obrador de Rosi, empanadas”.

Mientras más cerca estoy de Rosi, más evidente es la diferencia entre Calle de la Sombrerería y Calle de Argumosa. No hay mesas ni gente, y lo que más se oye es el trinar de algún pajarito de jaula que seguro que a los vecinos los vuelve locos.

Rosi definitivamente es una chilena de tomo y lomo, porque afuera de su pequeña pastelería ha tenido la osadía de ofrecer pastel de choclo, y aquí los nativos simplemente lo llaman maíz. ¿Cuántos españoles habrán probado el pastel de choclo? Me muero por preguntárselo a Rosi, pero no se va a poder.

Si algo aprendí de Rosi en este día, es que Rosi es una mujer que cierra su negocio antes de las ocho de la tarde.

**Texto escrito en el Taller de Periodismo 2011, del Periódico Diagonal.

Read Full Post »

Pizzas dulces

La pizza es un cultura, es un culto, es fanatismo, es una adicción. Bien saben esto los amigos de la pizzería . Es que hay que reconocer que ese nombre es una genialidad, invita a que los amantes de la pizza corramos en ordas a saciar nuestra adicción por ese trozo de masa con queso caliente e infitas combinaciones posibles.

Por ese sector de Av. Providencia, entre Tobalaba y Pedro de Valdivia, el trayecto ofrece múltiples restaurantes y varias posibilidades en el rubro de la pizza, donde es preciso destacar al menos Los Insaciables y Rocco’s Pizza, cada uno en su estilo particular. Pero lo cierto es que en materia de pizzas libres Pura Gula se lleva la precea de oro de esta humilde y glotona degustadora.

Tengo mis razones para decir lo que digo, y la principal es la variedad. Cuando uno se presenta ante un tener libre de algo, se sushi, de pizza, de lo que sea, uno sabe que sólo van a traerle un determinado tipo de comida que ni representa ni un trecio del menú que el restaurante ofrece, sin embargo, en el Pura Gula la pizza libre es una sorpresa en cada pasada. Cebollas acarameladas, champiñones, choclo a la crema, carne, pollo, aceitunas negra y verdes, tomates, anchoas, palmitos, choricillo, espinaca, jamón, son sólo algunos de los ingredientes que van llegando una y otra vez a tu mesa.

Las pizzas del Pura Gula son de la cada vez más popular masa a la piedra, y tienen un sello de ingredientes frescos que responde al origen brasileño de sus dueños, quienes crean y elaboran sus propias recetas. Otro fuerte de este restaurante de Providencia son sus pizzas dulces. Debo consefar que esto de las pizzas dulces es para mi una contradicción brutal, que ofende el profundo amor por las masas saladas, pero las pizzas dulces del Pura Gula son realmente una delicia que vale la pena probar.

El sistema es el siguiente, cuando la mesa decide que sus estómagos están llegando a un tope, avisa a su garzón que cambiará a las pizzas dulces, y la dinámica de pizza libre sigue intacta hasta más no poder. Estas preparaciones a base de chocolate y frutas son muy similares a una tartaleta, pero con la masa a la piedra que tanto está de moda por estos días.

Finalmente, otra buena razón para preferir a Pura Gula por sobre otras pizzas libres del sector, es el factor económico. Por solo 5 mil pesos se accede a esta modalidad, y si no eres adicto a las gaseosas, el precio incluye garras de jugo ilimitado. Pese a que el jugo no es de la mejor calidad, es un beneficio demasiado preciado para los que sabemos que en toda modalidad de tenedor libre, es en los bebestibles donde te pegan el palo.

Y ustedes? Tienen alguna pizzería favorita?

*Publicado en Nomnom.cl

Read Full Post »

 

 

 

 

 

La cocina peruana es una eminencia en si misma que no necesita mayor presentación. La influencia oriental en sus preparaciones, conservando los ingredientes americanos es una de las claves de su éxito y exquisitez. Cuando hablamos de restaurantes de comida peruana, desde luego que surgen nombres de chef reconocidos como Gastón Acurio, de la cebichería La Mar en Vitacura -y presente diferentes ciudades del continente-, pero no este tipo de locales que me quiere referir.

En esta nota quiero hablar de un típico restaurante de comida peruana, El Ají Seco. De los tres locales que este restaurante tiene en Santiago, yo prefiero el de San Antonio #530, en ese edificio enorme en que los pisos superiores están a la venta desde que tengo uso de razón. Ese es El Ají Seco tradicional, el más espacioso, el mejor decorado, con esos pollos gigantes vestidos con trajes típicos, y si se tiene suerte, con música en vivo del flocklore peruano.

Una de las cosas buenas de El ají seco es que su menú se pasea por todos los precios, si lo que se busca es una colación del del día, la hay, como también hay platos de pollos a las brasas basntante económicos. Pero si lo que se busca es una preparación elaborada, la real tradición de sabores peruanos, el menú ofrece un largo listado de preparaciones. Entre las muchas veces en que he visitado los restaurantes de El Ají Seco, he probado varias de estas preparaciones, donde siempre la presentación es impecable y cuidadosa.

Entre mis preferidos están los “Fetuccinis saltados tres sabores” -Fetuccinis saltados con trozos de pollo, vacuno y camarones en aceite de oliva, cebolla criolla, tomates, cebollines, diente de dragón en salsa de soya y especias orientales- y su símil el “Arroz chaufa tres sabores”. Realmente una delicia que se sirve en cantidades abundantes, donde realmente la combinación de sabores es increible y la soya y las especias están absolutamente penetradas en los fetuccinis o el arroz, según el caso. La relación precio calidad, es más que justa.

Otra preparación que recomiendo a ojos cerrados en El Ají Seco es el “Pollo a la Chiclayana” -Pechuga de pollo rellena con espinacas, queso fresco y champiñones, acompañada de guarnición de arroz verde al cilantro-. Los que somos locos por el queso derretido, en esta pechuga de pollo rellena la combinación con la espinaca y los champiñones es una experiencia sublime.

Pese a sus muy bien trabajados platos de fondo, si algo se roba la película en El Ají Seco son sus salsas. Cada plato está acompañado por esas salsas condimentadas de la cocina peruana que no tienen parangón. En cada mesa se sirven por cortesía dos salsas, una bien bien picante y una vinagreta de la casa que te obliga a comer todo el pan de la bandeja untado con las salsas mucho antes de siquiera ordenar. Si algo me hace volver a El Ají Seco una y otra vez, a pesar de que su atención sea bantante lenta por la cantidad de público que tiene siempre, es esa vinagreta blanca. Mal que mal, no es problema armarse de paciencia el pedir la orden, si la espera es tan amena junto a la bandeja de pan y las salsas de cortesía.

Publicado en Nomnom.cl

Read Full Post »

Gran lomito palta mayo

Lomit’s es un restaurante de Providencia con todo el corte alemán. A pesar de tener platos clásicos en la oferta de su menú, la principal atracción son sus sándwiches, por algo se llamaLomit’s el asunto. El equipo deNomNom dispuso sus paladares, papilas gustativas y sus hambrientos estómagos a evaluar qué nos tiene para ofrecer este local de sillas y manteles de cuadrillé rojo con verde y una desmedida cantidad de plantas de plástico.

Lo cierto es que Lomit’s es un lugar acogedor, atendido por garzones de esos que llevan toda una vida, le da aires de tradición culinaria. A la hora de escoger, la oferta en sándwiches es variada; a las opciones de churrasco, lomito, hamburguesa y mechada, las secundan las de la hermosa palabra “gran”: gran lomito, gran churrasco, etc. Y sí, es que somos muchos quienes habíamos perdido la fe en un “gran”, simplemente porque ya no son lo que eran antes. Sin embargo, Lomit’s le devuelve la esperanza a los amantes del sándwich enorme.

Al llegar el “gran” a la mesa quedamos con la boca abierta y un semblante de respeto en los ojos. Un lomito palta mayo del tamaño de una pizza individual en un pan amasado especial, crujiente, tostado, abundante en palta y con el lomito en la cocción precisa, un deleite a todas luces. Pero no todo lo que brilla es oro, y el tamaño no lo es todo en esta vida. A pesar de ser considerado un ingrediente aparte, en Lomit’s no se caracterizan por ser generosos con la mayonesa, un grave error para una sandwichería, donde la anglosajona decoración auguraba una mayo casera de aquellas; el aderezo parecía más bien del supermercado.

La mechada completa, la hamburguesa especial queso, y el Barros Luco en filete comparten una buena preparación de sus carnes, pero el primero tuvo el mismo problema de la poca mayo, y el queso de los otros dos resultó ser un simple chanco derretido. Bien por las carnes, mal por los acompañantes del pan.

En cuanto a bebestibles, si busca una cerveza evite pedir un schop, son chicos y algo aguados; en ese camino, la carta ofrece una variedad de cervezas belgas, por ahí mejora el asunto. Y si de picoteo se trata, las papas fritas vienen en porción moderada, pero de aquellas congeladas de supermercado. Lomit´s pasa la pruba del paladar NomNom, pero sin muchos honores; buenos sandwichs, pero a años luz de la Fuente Alemana. Habrá que volver por una revancha, dicen que los crudos por ahí, son de muerte.

Publicado en NomNom.cl

Read Full Post »

Older Posts »